En octubre se registraron caudales más bajos del río Paraná desde 1983

Institucional Noticias Novedades 34

SE ESPERA QUE CON LLUVIAS, AUMENTE EL NIVEL EN NOVIEMBRE

La División de Estudios Hidrológicos y Energéticos, dependiente de la Dirección Técnica de ITAIPU, informó que durante este año se registraron los más bajos valores de caudales afluentes al Lago de ITAIPU, desde el año 1983. Esto se debe a una serie de factores climatológicos, como la falta de lluvia aguas arriba de la Central y un importante periodo de sequía que afectó a gran parte de la región. No obstante, se estima que con la llegada de precipitaciones en su cuenca alta, para el mes de noviembre el caudal del río Paraná aumente levemente con relación al mes de octubre en que se tuvieron los valores más bajos.

Esto se desprende de una serie de informes meteorológicos, analizados por los meteorólogos del área, que indican igualmente la normalización de los eventos de lluvia para las próximas semanas, en la zona de embalse.

Según datos manejados por la Binacional, la afluencia observada en setiembre fue de 8.486 metros cúbicos por segundo (m³/s), lo que representa el 83,6% del promedio histórico del mes (desde 1983 hasta el 2019), siendo el tercer valor más bajo de la serie. El valor estimado de afluencia para octubre (de 7.900 m³/s) será el valor más bajo de la serie para el mes, según los especialistas.

Sin embargo, los pronósticos refieren que para noviembre estaría llegando hasta la Central Hidroeléctrica un promedio de 8.500 m3/s de agua, lo que representa un leve aumento de caudal, en comparación con lo registrado en octubre. El valor previsto de afluencia sería el tercer valor más bajo de toda la serie 1983-2019 para el mes, siendo que el menor valor fue registrado en 2001 (7.951 m³/s) y el segundo menor en 1986 (8.271 m³/s).

El ingeniero José Quevedo, de la División de Estudios Hidrológicos y Energéticos, señaló que la cuenca alta del Paraná tiene una estacionalidad marcada, atendiendo que cuenta con dos periodos; uno de mucha lluvia (verano) y otro de escasas precipitaciones (invierno).

“En setiembre y octubre ya debería haber empezado a llover; sin embargo, las precipitaciones están muy por debajo de la condición promedio”, explicó. “Generalmente en la parte más cercana de ITAIPU, aguas arriba, es posible que haya mucha lluvia tanto en invierno como en verano; pero tuvimos un año desfavorable”, añadió.

No obstante, sostuvo que la tendencia es que los números vayan aumentando, teniendo en cuenta las previsiones meteorológicas. “En noviembre la previsión de lluvias indica que el escenario va a cambiar favorablemente”, puntualizó.

Asesoría de Comunicación Social – División Prensa – ITAIPU Binacional

Comentarios
Todos los derechos reservados © PROYECTA 2019 - Desarrollado por soymedios